EN VIVO

Ortorexia: Comer sano en exceso también enferma

El problema inicia cuando la persona evita consumir alimentos que podrían perjudicar su salud tales como comida grasosa, que contenga preservantes , conservantes, entre otros. Así comienza una rigurosa dieta que no solo impacta la salud física, sino también tiene consecuencias en el comportamiento. A menudo estas personas se aíslan de los demás que no comparten su mismo rigor alimenticio así como dejan de frecuentar lugares donde vendan comida que no sea saludable.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este desorden afecta al 28% de la población de los países occidentales, con especial énfasis en mujeres y adolescentes. Por otro lado, el profesor de psicología Patrick Denoux aseveró que las personas que son víctimas de este mal son “prisioneras de reglas que se imponen a sí mismas, convirtiéndose cada vez más exigentes y eliminando cualquier tipo de azúcares, granos o productos animales” .

Lo que inocentemente empieza como intento de comer saludable produce una fijación en la calidad del producto, la cantidad de grasas contenidas en él, así como la preocupación por la forma en cómo deben cocinarlo, luego en qué recipiente debe ser contenido con el fin de que no se contamine.

Las posibles enfermedades que pueden desprenderse de esta excesiva preocupación son la anemia, la desnutrición, la falta de vitaminas y proteínas. Recuerde que el cuerpo humano necesita de una ración diaria de diferentes grupos de comidas para poder mantenerse sano y crear energía para las actividad del día a día.

Temas Relacionados: DietaOrtorexiaSalud

Whatsapp


Clic aquí